5 jun. 2008

For Granted


Todo está sujeto a cambio constante. Todo. Nada perdura. Y si lo hace, lo hace cambiando. Suena a tópico nietzscheriano, pero un día te miras al espejo y ves a otra persona. Si tienes suerte, incluso sonreirás al darte cuenta.
No hablo de recuerdos, sino de presente y futuro. No me refiero a una yo de once años mirándose al espejo con su primer top poniendo cara de tragedia porque ahora le será más incómodo correr calle abajo con sus amigos. Me refiero a una yo de diecinueve que mira su reflejo después de lavarse la cara y sabe que ha cambiado.
Un día sueñas con volar alto y otro sueñas con hacerlo desde tierra firme. Para no caerte.
Un día tienes todos los cabos sueltos en tu vida y otro necesitas ser tú misma quien apriete los nudos.
Y nunca estamos conformes. Siempre miramos hacia delante con una perspectiva unidimensional que solo nos hace ansiar, cegándonos la perspectiva presente. Y cuando llegamos ahí delante empezamos a anhelar lo que teníamos detrás, y volvemos a no mirar dónde están nuestros pies.
Pasamos el tiempo pensando cuánto mejor sería si, o será cuando; en vez de comprobando cuánto tenemos así, for granted.

3 jun. 2008

So I welcome me to my Lullabies Nook.

...Eva through the Looking-Glass.

...Eva through the Looking-Glass.