26 dic. 2010

Distimia

Odio no poder controlarme.
Que me salgan borbotones de palabras
por la boca y por los ojos.
Odio que les pintéis
una vida perfecta con tabaco después de follar.
(Y después de almorzar)
Que me dibujes una mordaza y aun así
escupa las lágrimas más vagabundas.
Me da asco
blasfemar contra la libertad
y huir con mis límites a otra parte.
Como pájaros encarcelados,
tengo los pulmones.
Como una jaula abierta,
tengo la cabeza:
llena de nidos.
Vacíos.

19 oct. 2010

...us.

We only said goodbye with words, I died a hundred times.
You go back to her
and I go back to...
I go back
to...

18 oct. 2010

Algunas veces, cuando pasea su boca por mi boca, me siento como supongo que debe de sentirse alguien muy poderoso. Como una emperatriz o un faraón. Como alguien que sabe que podría aplastar una nuez entre sus dedos sin el menor esfuerzo.

Y esas veces me asusto, porque cuando acaricio esos labios tan tiernos y suaves y calientes, no me conformo con besarlos. Quiero morderlos. Quiero morderlos hasta que sangren.

9 oct. 2010

The greatest.

Cuando el techo se hace negro y caen bombillas de colores a mis pies ya no soy yo y los árboles no son árboles, son gigantes que me miran con aires de superioridad cuando intento saltar sus raíces sin tropezar pero no puedo, no puedo porque no llego y yo lo intento, de verdad. Y me gusta soñar despierta pero no me gusta tomar cafés sola en un bar aunque en las películas parezca que pueda llegar a estar bien, que en algún momento llegará algún desconocido y te dirá dónde vive y si quieres ir a su casa a hacer el amor. Pero eso en la vida real no pasa, en la vida real te quedas sola hasta que terminas tu café y lo pagas y te marchas y te tienes que recolocar la bufanda porque empieza a hacer frío.

Empieza a hacer frío y a esta ciudad le cuesta arrancar, ¿sabes? Se le colapsan las nubes en el cielo a esta ciudad hasta que te ahogas y ves que ya no hay aire que tragar pero entonces, cuando crees que ya no hay escapatoria, que te asfixias bajo esa nada, explota. Con una o dos convulsiones le basta para derramarse entera y tú notas que el nudo de tu estómago ya se ha desnudado y que ya puedes respirar. Pero esta ciudad es muy grande y yo soy muy líquida y me bebe. Y joder, entendamos por ciudad lo que quieras que entendamos.

4 sept. 2010

Olvida que me fui.


Olvida
que me fui.
Ya no sé darte más que frases rotas
y los buenos días.
No soy quien cierra los círculos
ni quien decide la hora
ni la casa
ni la cama.
Olvida
que hui.
Por la puerta grande.
Porque no encontraba la salida de emergencias.
Porque pasé de puntillas
para que te fijaras.
Para que me escucharas.
Dejé de desgarrarme la garganta
gritando
en silencio.
Olvida que me derramé.
Que me derramaste.
Que siempre fue sí
porque siempre fuiste tú.
Olvida que te olvidé,
porque no fue así.

21 ago. 2010


Es una pena tener que morir
para poder resucitar.

18 ago. 2010

Tengo el pecho vacío y las manos desnudas y los ojos cerrados.
Dónde estás.
Y la cabeza llena de nidos.
Vacíos.

15 ago. 2010

Cerrando puertas. Cerrando círculos. Sellando labios. Sellando corazones. Cerrando ciudades. Cerrando personas. Cerrando vidas.

Y abriendo otras.



¿A que no sabes dónde he vuelto hoy?

3 jun. 2010

Espejo.

La habitación está semioscura. Fría. Todo lo que puede estarlo una noche de agosto con las ventanas abiertas. Que te regala el tacto la noche de Sevilla. O la de Barcelona. Qué más da.

Qué más da si tú acabas de salir de ella y yo anido en las sábanas de algodón. Silencio. Silencio semioscuro como mi cama desde aquí dentro.

Palabras que se me caen de los labios porque te estoy esperando. Te estoy esperando.

Y me miras desde el marco de la puerta y lo atraviesas despacio, como si no tuvieras prisa. Como si no tuvieras prisa ladran los perros envidiosos a lo lejos y cierran las persianas los balcones y abres de par en par las sábanas.

Noche de piel y de aire de verano.

Palabras que se me caen de los labios porque te estoy esperando.

Te estoy esperando.

8 abr. 2010


¡Ábreme bien de puertas y ventanas! ¡Que corra el aire! ¡Que entre tu luz! Que a este azul se le suba el rojo... que hoy nos vamos a poner moraos.

17 mar. 2010

Mar

Si comencéssim a escombrar tot el mar en aquest moment, podria dormir al teu costat dins de poc.

12 mar. 2010

Sino.

Si no es blanco es negro. O te gusta, o no te gusta.
¿Por qué carne o verdura?
Ser o no ser to be or not to be ¿A mamá o a papá? Largo o corto. ¿Fuerte? Con leche. ¿Sí o no?
Derecha, o izquierda. Hombre o mujer.
¿Sí o no?
O uno.
U otro.
Porqué.

8 mar. 2010

Uno de los motivos que siempre creí que explicaban por qué las personas no podían vivir solas, es doblar las sábanas.

5 mar. 2010

Sombra

Esta noche voy a zambullirme en las sábanas para respirar tu cuello. Voy a nadar por tu espina dorsal, ya no vas a necesitar la piel porque voy a conocerte como nunca nadie te ha desnudado antes. Voy a absorberte la vida entre los labios y sólo te dejaré un último suspiro de grito.
Para luego dejarte marchar.
Sombra de una espalda que respira
como un gorrión
herido.

21 feb. 2010

Eva

Mi nombre es hebreo.
Se puso de moda en la Edad Media porque creían que las mujeres que se llamaban Eva vivían más que el resto.
Significa mujer y significa vida.
Mujer que da vida.
Que da.
Aunque no reciba.

19 feb. 2010

La paz que has elegido,
es peor que mi guerra.

17 feb. 2010

Gasm

Como correr hasta que se duerman los músculos de tus piernas y los meniscos de tus rodillas se hagan astillas, tocar el cielo con la punta de tus dedos para después,
bajar,
en paracaídas.

14 feb. 2010


Abre la boca y expulsa todo el aire que guardes en tus pulmones. Despacio al principio, como en un suspiro, deja la bocanada para el final. Deshazte de lo que quede de oxígeno en el último rincón de tu pecho como si se tratara de la última calada de un cigarro amargo.
Se paraliza. Se paraliza el mundo. El globo deja de girar, ya no hay nada, no hay movimiento, no hay cambio, todo se queda quieto, no hay ruido ni tacto. Se paraliza todo. Todo menos las personas, que corren más que nunca, que pasan por tu lado a la velocidad de la luz y ya no son personas, son siluetas de lo que te rodeaba. ¡Qué digo, siluetas!, colores. Son sólo colores. Estelas de color que pasan por el rabillo de tus ojos sin que te dé tiempo de apartarte.
Y antes de que puedas volver a coger aire, llega el vendaval. ¡Qué digo, vendaval!, el ciclón. Y te golpea en la cara con toda la fuerza que puede tener el viento. Te golpea y te envuelve. Y ya no puedes respirar porque hay demasiado aire.
Hay demasiado aire.


Así es todo cuando se va.

...Eva through the Looking-Glass.

...Eva through the Looking-Glass.