3 jun. 2010

Espejo.

La habitación está semioscura. Fría. Todo lo que puede estarlo una noche de agosto con las ventanas abiertas. Que te regala el tacto la noche de Sevilla. O la de Barcelona. Qué más da.

Qué más da si tú acabas de salir de ella y yo anido en las sábanas de algodón. Silencio. Silencio semioscuro como mi cama desde aquí dentro.

Palabras que se me caen de los labios porque te estoy esperando. Te estoy esperando.

Y me miras desde el marco de la puerta y lo atraviesas despacio, como si no tuvieras prisa. Como si no tuvieras prisa ladran los perros envidiosos a lo lejos y cierran las persianas los balcones y abres de par en par las sábanas.

Noche de piel y de aire de verano.

Palabras que se me caen de los labios porque te estoy esperando.

Te estoy esperando.

...Eva through the Looking-Glass.

...Eva through the Looking-Glass.