17 feb. 2011

Dos apuntes. Uno.

Me parece que el principal problema que puede tener una pareja es que las partes no se pongan de acuerdo en qué se debe cada uno. No, mujer, "el amor es dar sin esperar nada a cambio". Una mierda. Esa frase sólo le sirve al que recibe mientras el otro se queda en los huesos.

Mis padres siempre intentaron enseñarme a ser sentimentalmente egoísta. A dar lo justo y necesario como para ser capaz de hacer las maletas en cualquier momento sin dejarme nada. Pude haber aceptado ese escudo, pero qué va. Yo si quiero, quiero hasta que duele. Y acaba doliendo, ¿eh?

Yo, si quiero, doy absolutamente todo lo que tengo. Doy mi carrera, mi familia, mi casa, mis amigos, doy mis manos, mis ojos y mis palabras;
doy mi pasado, mi presente y mi futuro, sin dejarme atrás una mota de polvo. O dos.

Lo malo es que cuando das así, se llega a un punto en el que no queda nada más que descubrir. No hay nada más que sacar.
Soy sólo piel.
Y lo peor es que, la mayoría de la gente, lo que hace con la piel que sobra es lo mismo que se hace con una hoja de papel que no sirve.

15 feb. 2011

Des?orden distímico

¿Sabes por qué lloro?
Era más acertado echarte de menos
lejos de ti
que echarme de menos
si estoy contigo.
Y lo más jodido de todo
es que cuando explotan mis ventrículos
no hago las maletas.
Ni busco otros pies descalzos
bajo mis sábanas.
Me conformo con pareados de quinceañera
y caricaturas de aficionado.
Lloro
porque no puedo esperarte
en el cajón de la mesita de noche
entre condones y pañuelos de papel.
Lloro
por Benjamin Button.
Por Joaquín Sabina.
Y por Dylan Thomas.
Y lloro
porque sólo te puedo escribir esto a ti,
que tienes mil ojos
pero no
me ves.

...Eva through the Looking-Glass.

...Eva through the Looking-Glass.